Historia estilo Choy Lee Fat

Historia del estilo Choy Lee Fat

El estilo Choy Lee Fat (también conocido como: Choy Li Fut, Choy Lay Fut, Choy Li Fat, Choy Lee Fut) fue creado por el artista marcial de nombre Chan Heung de King Mui, quien desde su infancia fue entrenado por su tío Chan Yuen Wu. Este al ver las grandes habilidades de Chan Heung, le transmitió todos sus conocimientos.

Pasando el tiempo Chan Heung recibió una escuela en la ciudad de Sun Wui, el se había hecho famoso por sus habilidades y por ser una excelente persona, por lo cual recibió muchos alumnos.

Un día escuchó que había llegado a la ciudad un maestro con extraordinarias habilidades que fue alumno de un monje Shaolin, el nombre de este maestro era Lee Yau San. Chan Heung con la curiosidad de saber que tan bueno era este maestro decidió ponerlo a prueba. Un día Lee Yau San iba saliendo de un establecimiento, y Chan Heung lo atacó, Lee Yau San se defendió de una manera espectacular y Chan Heung salió a varios metros de distancia por el ataque y se levanto sin ningún problema. Lee Yau San le pregunto a que escuela pertenecía, a lo cual Chan Heung dijo que el ataque había sido idea suya, y que su maestro no tenía nada que ver con ello.

En México, en la década de los 80´s llegó el sifu Liu Peng, originario de Cantón, que realizó su entrenamiento final en Hong Kong. A su llegada a México empezó la difusión y enseñanza del estilo Choy Lee Fat.

Sin duda un gran Maestro de Choy lee fat, el maestro Liu dio clases durante varios años, enseñando una gran variedad de formas de kungfu, Serpiente, mantis, tigre, águila, grulla, borracho, leopardo etc,  así como armas Sable, dagas, cuchillos mariposa etc.

Siendo el Profesor Agustín uno de sus alumnos más avanzados, a la fecha es uno de los pocos alumnos del maestro que se mantiene activo enseñando el estilo de Choy lee fat en México.

Pasaron los días y Chan Heung escucho hablar a Lee Yau San de él. Lee Yau San decía que Chen Heung tenía grandes habilidades, y que estaba malgastando su tiempo por su vanidad. Al escuchar esto Chan Heung decidió dejar su escuela y decidió ser discípulo del maestro Lee Yau San.

Pasaron los años, Chen Heung y Lee Yau San escucharon de un monje ermitaño que estaba viviendo en las montañas Law Fou. Chan Heung y Lee Yau San decidieron ir en busca del monje. Llegando a su destino se encontraron con un señor de avanzada edad pero de grande tamaño y de grandes músculos. El les dijo que Choy Fook no se encontraba, pero los invito a pasar. Durante el tiempo en que Chan Heung y Lee Yau San estaban esperando a Choy Fook, vieron que este señor estaba cortando madera con sus manos desnudas, algo que era como rutina de entrenamiento, y Lee Yau San pensó que ellos tenían que responder con algunas de sus habilidades, así que Lee Yau San fue hacia un triturador de arroz y lo pateo al aire. Entonces el señor fue y pulverizo una esquina del triturador de arroz, y les revelo quien era en realidad. El señor era Choy Fook, Lee Yau San avergonzado se retiro del lugar, y Chan Heung le rogo a Choy Fook que lo aceptara como discípulo, Choy Fook le puso 3 condiciones para aceptarlo y eran:

-Tenia que permanecer en el Templo durante 10 años como mínimo.

-No podría vanagloriarse de sus triunfos, ni usar sus habilidades para hacer el mal.

-Tenia que volver a poner el triturador en su lugar de una patada.

Chan Heung acepto las 3 condiciones. Pasaron los 10 años y Choy Fook le organizo un banquete a Chen Heung para despedirlo, ahí le dijo Choy Fook sobre sus orígenes, el era del Templo de Shaolin de Fukien, al ser quemado el templo, el salió huyendo con la cabeza quemada, razón por la cual le dicen “el monje de la cabeza quemada” y se refugió en las montañas Law Fou… También le dijo que para ser un buen artista marcial tenía que tener conocimiento de Medicina Tradicional China, razón por la cual Chan Heung decide quedarse 2 años más en el templo.

Después de esos 2 años Chan Heung se despidió de Choy Fook, y Choy Fook le entrego un poema que decía:

 

“El dragón y el tigre

se encontraron en el cielo,

el discípulo debe estar alerta,

continua difundiendo las técnicas Shaolin

a la siguiente generación.”